Los CFDs son instrumentos complejos y conllevan un alto riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 81.7% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero al operar CFDs con este proveedor. Debes considerar si comprendes cómo funcionan los CFD y si puedes permitirte asumir el alto riesgo de perder tu dinero.

Volatility

Grandes temas para 2024: ¿Un aterrizaje suave en el horizonte?

Pepperstone
Market Analyst
27 nov 2023
A medida que se acerca rápidamente el nuevo año, los participantes del mercado comienzan a mirar hacia adelante para ver qué puede traer el 2024. Una de las principales preguntas en muchas mentes es si la posibilidad de un "aterrizaje suave" para la economía global sigue siendo realista, o si es más probable que se desarrolle un escenario económico más pesimista.
Sorprendentemente, el año 2023 ha demostrado ser un año de crecimiento económico en gran medida resiliente en la mayoría del mundo, mientras que la economía de Estados Unidos ha superado ampliamente a sus pares, registrando un crecimiento anualizado de casi el 5% en el tercer trimestre.

En general, los efectos rezagados del endurecimiento de las políticas implementadas en los últimos 18 meses aún no se han sentido por completo, especialmente en economías como Estados Unidos, donde las hipotecas a largo plazo a tasa fija son comunes, lo que permite que el gasto del consumidor siga siendo resiliente. Incluso en aquellas economías donde el balance del consumidor es más frágil, como el Reino Unido y Australia, una disminución de los ahorros excesivos acumulados durante la pandemia ha amortiguado en gran medida el impacto que han tenido hasta ahora las tasas más altas.
Preview
Además de esto, el proceso de desinflación ha continuado en los mercados desarrollados, a excepción de Japón, donde el objetivo declarado del Banco de Japón de aumentar la inflación hasta el 2% continúa, junto con el crecimiento de las ganancias correspondientes. Sin embargo, en otros lugares, las presiones de precios han continuado disminuyendo, aunque a diferentes ritmos.

Tanto Estados Unidos como la eurozona han experimentado una caída sostenida y rápida tanto en las tasas de inflación general como en las núcleo, aunque esta última solo ha ocurrido recientemente, con los precios excluyendo combustible y energía que se han mantenido obstinadamente por encima del 5% durante gran parte del año. El proceso de desinflación también ha continuado en el Reino Unido, aunque rezagado con respecto a sus pares de los mercados desarrollados, en gran medida debido al mecanismo de límite de precios de la energía que efectivamente mantiene un límite bajo las medidas de inflación hasta el cuarto trimestre.
Preview
Parece probable, sin embargo, que tanto para los formuladores de políticas como para los mercados financieros, la parte fácil del proceso desinflacionario posterior a la pandemia ya está en el pasado.

La expectativa ha sido desde hace tiempo que la "última milla" para devolver la inflación a la meta será la más difícil, y no hay mucho en el horizonte que altere esta visión, ya que ahora la política necesita lograr un equilibrio delicado entre seguir siendo restrictiva el tiempo suficiente para llevar la inflación de manera decisiva de vuelta al 2%, al mismo tiempo que no se mantiene demasiado ajustada durante demasiado tiempo, corriendo el riesgo de llevar a las economías a una recesión. Este acto de equilibrio probablemente se vuelva más difícil considerando que el freno de la política más estricta continuará e incluso aumentará en muchos casos durante los próximos 12 meses, a medida que las tasas reales suban y las condiciones financieras se vuelvan cada vez más ajustadas ante la caída de la inflación.
Preview
Este arrastre monetario probablemente esté acompañado de una debilidad continua en el sector manufacturero, junto con señales crecientes de que dicha debilidad comienza a afectar a la industria de servicios, tan importante, a medida que los consumidores reducen cada vez más sus gastos.

A su vez, esto probablemente llevará a un debilitamiento generalizado del mercado laboral en los países desarrollados, ya que el crecimiento del empleo se desacelera y el desempleo continúa aumentando (como lo apuntan los datos recientes), aunque esto probablemente tenga el efecto secundario positivo -al menos para los responsables de la política económica- de un enfriamiento continuo en el crecimiento de los salarios.
Preview

En un entorno de crecimiento gradualmente desacelerado, continua desinflación y un mercado laboral que se está debilitando constantemente, es probable que los bancos centrales del G10 se mantengan en espera por un tiempo, habiendo alcanzado el límite, y ahora la pregunta es cuándo y cuántos recortes se implementarán posteriormente. Una vez más, el Banco de Japón es una excepción al resto del G10, ya que es probable que anuncie un aumento en los primeros seis meses del año. Estos temas se examinarán más a fondo en un artículo futuro.

Preview
Para los mercados financieros, el retorno a una economía global más "normal" - con un crecimiento constante, precios estables y un mercado laboral más equilibrado - requiere transitar un camino muy estrecho. El riesgo sigue siendo abundante a medida que se acerca el nuevo año, con numerosos puntos conflictivos geopolíticos en todo el mundo (Ucrania, Oriente Medio, Taiwán, etc.), el creciente suministro de bonos sigue siendo una preocupación para muchos, y China todavía experimenta un ritmo de expansión increíblemente mediocre, corriendo un riesgo significativo de caer en una espiral deflacionaria total.

Además, los mercados parecen estar "valorados a la perfección" reflejando un aterrizaje suave que se producirá en 2024; las valoraciones de acciones siguen siendo relativamente elevadas, mientras que los bonos del Tesoro -habiendo superado los temores a mitad de año- también parecen anticipar un retorno relativamente sencillo a la normalidad económica. El mercado de divisas envía un mensaje similar, con la volatilidad implícita del G7 que se mantiene a solo un pequeño margen de un mínimo de 18 meses.
Preview

Combining these two factors – a narrow soft landing path, and a priced to perfection market – leaves little room for error. Risks to economic growth clearly remain tilted to the downside in most DMs, while an earnings recession continues, and emerging markets continue to face headwinds. Along with this, the likelihood of central banks delivering so-called ‘insurance’ cuts in the face of slowing growth seems low, prior to a return of price stability; market pricing of cuts in H1 seems premature.

Though more heavily tilted to the downside, some right tail risks do present themselves. The ‘soft landing’ scenario around which consensus has formed could very well turn into a ‘no landing’ one, where inflation is returned to target without any notable slowing in growth or softness in the jobs market. Geopolitical risk may also be resolved, though sadly resolutions to conflict appear some way off at present.

Consequently, while the 2024 base case of an equity and bond market rally, coupled with a modestly softer USD, is built on solid foundations, risks clearly remain aplenty.

Pepperstone no representa que el material proporcionado aquí sea exacto, actual o completo y por lo tanto no debe ser considerado como tal. La información aquí proporcionada, ya sea por un tercero o no, no debe interpretarse como una recomendación, una oferta de compra o venta, la solicitud de una oferta de compra o venta de cualquier valor, producto o instrumento financiero o la recomendación de participar en una estrategia de trading en particular. Recomendamos que todos los lectores de este contenido se informen de forma independiente. La reproducción o redistribución de esta información no está permitida sin la aprobación de Pepperstone.