Petróleo. ¿Qué hacer?

Matteo Paganini
Matteo Paganini
Gerente General - Chief Analyst
Dec 5, 2019
La reunión de la OPEP en Viena comienza hoy, por lo que habrá que prestar mucha atención a los muy probables aumentos de la volatilidad que podría mostrar el mercado. Los precios del petróleo muestran continuas subidas y bajadas que no se apoyan en ninguna lógica, pero entre hoy y mañana podría haber algunos movimientos finalmente interesantes a seguir.

Muchos analistas, semanalmente, siguen monitoreando con gran atención los datos relativos a los stocks de petróleo, preparándose desde un punto de vista operativo e hipotetizando escenarios de reacción a partir de los precios que muy a menudo no se producen. Tiempo perdido en nuestra opinión, en cuánto no existen estadísticas suficientemente válidas para apoyar un enfoque de este tipo (a menos que se tenga una propensión muy alta al riesgo desde el punto de vista de la probabilidad de realización del movimiento de reacción de las cotizaciones) y por el hecho de que el horizonte temporal de comunicación de los datos resulta, a nuestro juicio, demasiado corto. Imagínese una publicación mensual o trimestral sobre las acciones: esto podría dar lugar a movimientos hipotéticos e interpretables. Todo esto para reiterar el hecho de que, al final de la reunión de la OPEP, podrían surgir escenarios interesantes a seguir. Actualmente, los recortes en la producción equivalen a 1,2 millones de barriles diarios y hay una sucesión de análisis de escenarios por parte de los grandes bancos que ven la posibilidad de un aumento de los recortes a 1,5 millones de barriles diarios, una ampliación del horizonte temporal más allá del actual marzo de 2020, con la posibilidad de que se decida ampliar la decisión entre 3 y 6 meses, o un mantenimiento de la situación actual. En el primer caso, sostienen que el precio podría subir, en el segundo, lo que podría ser una gran incertidumbre en los precios, con posibles movimientos bidireccionales; en el tercero, en cambio, los precios podrían caer impetuosamente. Todos los escenarios que tienen un sentido lógico y que son aceptables, especialmente frente a precios que últimamente no encuentran una lógica macroeconómica subyacente. Es una de las pocas veces que estamos de acuerdo con lo que acabamos de ver, nuestras expectativas reflejan de hecho de las posibles reacciones según las lógicas que acabamos de mencionar, vemos desde un punto de vista técnico cómo seguir el mercado.

Petróleo

Desde junio hasta hoy vivimos una amplia lateralidad, con las cotizaciones que se mueven sustancialmente entre la zona 50 y la zona 60, aparte de un intento, insignificante si pensamos en la identificación de un rango indicativo, de extensión hacia la zona 63,00, nivel que se utilizará para establecer cualquier zona de atracción de precios en caso de salida de movimientos alcistas. Actualmente, si nos fijamos en un gráfico diario, el único capaz de mostrar una situación técnica y una opinión del ostro interpretable según las estadísticas y potencialmente viable, vemos que las cotizaciones se han mantenido dentro de un canal alcista desde octubre hasta exactamente mediados de noviembre, cuando los precios han perdido fuerza alcista y han intentado quebrar el canal bajista interrumpido antes de la zona 54,70. Desde aquí las cotizaciones han rebotado hasta el área 58,30/58,70, donde han interrumpido de nuevo la subida, para volver el 54,70, desde donde empezamos de nuevo a volver exactamente el área 58,30/58,70, creando así una fase de lateralidad muy bien definida que se puede ver en amarillo en el gráfico. Bueno, esta es la gran congestión a seguir en nuestra opinión para pensar en los intentos de ampliar, subir o bajar los precios. En caso de excederse la zona 58,70, las cotizaciones podrían intentar algunas extensiones hacia 59,30 y 59,50, zona que si se alcanza con un estocástico que pasa a subir podría dar lugar a intentos de mayor extensión hacia 60,30/60,50, área que si se alcanza podría dejar de pensar en mayores intentos de extenderse hacia 61,30. Sin embargo, si no es así, deberíamos pensar en posibles intentos de extenderse hacia las áreas de los anteriores mínimos estáticos, pasando por 53,70/54,00, 52,70/53,00 y 51,70/51,50. Es necesario escalar en plazos más bajos que los diarios si estudiamos escenarios de reinicio bajista, porque el área que pasa alrededor de 57,70 podría ser preliminar a los primeros intentos de redimensionar los precios hacia 57,30, 56,70, área que si se excede podría dejar espacio para intentos de extensión hacia 56,30, 56,00 y 55,30. Como ves, los puntos interesantes, resultan ser creados exactamente sobre las áreas que defino mis estadísticas de áreas, es decir sobre los 30 puntos antes y después de las cifras redondas (para profundizaciones contáctame también o sigue el Trading Hub, donde tenemos forma de profundizar estos conceptos).

¿Listo para operar?

Comenzar es fácil y rápido – incluso con un depósito pequeño. Aplique en minutos con nuestro simple proceso de solicitud.

Pepperstone no representa que el material proporcionado aquí sea exacto, actual o completo y por lo tanto no debe ser considerado como tal. La información aquí proporcionada, ya sea por un tercero o no, no debe interpretarse como una recomendación, una oferta de compra o venta, la solicitud de una oferta de compra o venta de cualquier valor, producto o instrumento financiero o la recomendación de participar en una estrategia de trading en particular. Recomendamos que todos los lectores de este contenido se informen de forma independiente. La reproducción o redistribución de esta información no está permitida sin la aprobación de Pepperstone.