¿Máximos históricos del dax? Estadísticas de soporte

Jan 9, 2020
La reacción de los mercados después del discurso de Donald Trump de ayer deja poco espacio para la interpretación. Ayer escribimos que las fases de riesgo, que se alternaban con las fases de respiración, debían considerarse todavía temporales y que, hasta que el S&P500 llegara a la zona de 3,150, la posibilidad de presenciar nuevas subidas sería concreta. Después de las palabras que hicieron pensar en una escalada, es decir, en la posibilidad de que no se produjeran tiroteos más severos que los que hemos visto hasta ahora, tuvimos la interrupción de la subida del franco suizo y, cuando Trump también habló de la economía estadounidense, diciendo que nunca había sido tan fuerte y que los Estados Unidos habían logrado la independencia energética en cuanto a la producción de petróleo y gas, el cuadro de relajación se completó, con el oro profundizando sus correcciones a la baja, que ya había comenzado con la toma de beneficios después de que los precios hubieran superado 1,600 y con las bolsas, de hecho, en nuevos máximos.

Las listas de precios

De hecho, el S&P500 ha alcanzado un máximo histórico, formando una vela diaria que asumimos en el Pepperstone Trading Hub ayer por la mañana durante nuestra Reunión Matutina de las 9 a.m. y es plausible que se estén intentando extensiones técnicas más allá de estos niveles, con 3,275 y 3,285 áreas de paso disponibles para posibles extensiones. El Dax, de la misma manera, vuelve a los máximos relativos marcados entre mediados de diciembre y principios de este año y se ha acercado al área de referencia principal, que viene de los máximos absolutos que el mercado ha batido entre noviembre de 2017 y Enero de 2018, llegando en esencia a un área de resistencia estática que si salta llevaría a la construcción de nuevos máximos históricos. No tenemos espacio para explicar las estadísticas de los nuevos máximos históricos de América (los operadores que nos siguen a diario tienen una idea del razonamiento que hemos hecho en todas las nuevas subidas), nos centramos en un razonamiento que viene del pasado en el Dax. Desde los máximos de Abril de 2017, las prórrogas que se han producido más allá de los dos primeros máximos históricos marcados desde esa fecha (sólo abril de 2017 y junio de 2017), han registrado unos 100 puntos de incremento. En Octubre de 2017, las extensiones a nuevos máximos comenzaron a ser más sustanciales, del orden de 150 puntos, antes de llegar a las lágrimas finales que mostraron lágrimas del orden de magnitud de 400 puntos sólo en los primeros máximos históricos de Noviembre de 2017. Esto nos da algunas estadísticas interesantes en caso de la formación de nuevos máximos, con el área de 13,700 que sería papable. Desde un punto de vista potencialmente operativo, si se mostraran otras extensiones en el área de 13,600, la idea es seguir las primeras extensiones en el orden de 40 puntos (resultado del análisis más micro de los movimientos mencionados hasta ahora), con la colocación de protecciones iguales y el corte parcial de cualquier posición en los primeros niveles de 13,640. Además, cabe señalar que la exposición neta de los operadores minoristas (tanto en US500 como en Dax) es ahora corta, lo que, ante movimientos direccionales que alcanzan niveles técnicos importantes (como la situación actual), es una llamada de atención a nivel estadístico que presagia posibles movimientos contrarios en comparación con el sentimiento predominante de los operadores minoristas. Más a corto plazo, se podría prestar atención a la zona de tránsito de 13,480, que, si se supera, podría dar lugar a extensiones reales de los máximos históricos citados. Es claramente necesario mantener bajo observación también la posibilidad de reversiones y toma de ganancias, a la que muchos comerciantes están apostando, lo importante es tener siempre protección en el coche por lo que hemos visto hasta ahora (si quieres pensar en los niveles, contáctanos, estamos disponibles).

El yen

La situación del yen que, con las subidas de la bolsa de valores, ha empezado a venderse de nuevo frente al dólar, lo que sugiere un retorno de las correlaciones positivas entre el USD/JPY y las bolsas de valores, tras el paréntesis que caracterizó las últimas semanas del año. Podemos empezar a tratarla de nuevo desde un punto de vista técnico y correlativo, prestando atención a la zona de paso para 109,75 que, en caso de nuevas subidas de los intercambios, podría dejar espacio para los intentos de ampliación a 110 y más allá.

¿Listo para operar?

Comenzar es fácil y rápido – incluso con un depósito pequeño. Aplique en minutos con nuestro simple proceso de solicitud.