USUS500

Elecciones presidenciales como principal evento de riesgo tras culminación del FOMC

Quasar Elizundia
Quasar Elizundia
Analista de mercados
Sep 17, 2020
La Reserva Federal de Estados Unidos ha presentado sus lineamientos de política monetaria y con las elecciones presidenciales a tan solo mes y medio, estas comenzarán a pesar ampliamente en las perspectivas operacionales de los inversores.

La Reserva Federal de Estados Unidos llevó a cabo su antepenúltima reunión de política monetaria del 2020. Con este evento ya de lado, donde se cementó la introducción de un nuevo lineamiento al control de las presiones inflacionarias (AIT), la atención de los inversores se traslada ahora principalmente a las elecciones presidenciales en Norteamérica. Después de todo, a tan solo 48 días de que se decida quien dirigirá a la nación más poderosa del mundo, no existe otro evento que tenga el mismo peso para alterar el rumbo de los activos financieros globales.

Presentando una breve perspectiva sobre lo que demostró el FOMC el día de hoy, las tasas de interés se mantendrán en los niveles actuales hasta finales del 2023, el costo del dinero a largo plazo se mantuvo en 2.5%, y la entidad presentó mejores proyecciones económicas que las anteriormente presentadas.

No obstante, aunque la economía ha repuntado en mejor manera de lo que se había previsto previamente, la Fed enfatizó que esta podría comenzar a perder momentum y es de suma importancia que se continúe apoyando a la economía tanto desde del ámbito monetario como fiscal.

En cuanto al perfil económico norteamericano, estas son las nuevas expectativas por parte de la Reserva Federal.

PIB

PIB.png

Desempleo

Desempleo.png

Inflación

Inflacion.png

De manera bastante simplista, bajo una perspectiva de mejor desarrollo económico, acompañado de mejores datos laborales e inflacionarios, esto desató que los rendimientos de los bonos avanzaran y limitando así a los activos de riesgo como el mercado accionario estadounidense.

Con estos factores muy probablemente siendo descontados de manera relativamente pronta, es hora de que los inversores procedan a clarificar que es lo que moverá a los mercados, y como comentamos anteriormente, esto se encuentra en el frente político norteamericano.

La dinámica, de manera bastante aterrizada, es la siguiente: De mantenerse en el poder el gobierno actual (Republicano) esto continuará proporcionando en Norteamérica un ambiente pro-negocios, mientras que, por el lado contrario, de perder Donald Trump frente al candidato demócrata, Joe Biden, la economía norteamericana adoptará medidas más socialistas. Obviamente, como recordamos, esto tiende a desincentivar la inversión.

De manera más coloquial, y vinculada a los activos financieros, de reelegirse Trump, esto significaría apoyo adicional al mercado accionario norteamericano (S&P 500). Por el lado contrario, un cambio político, y un Joe Biden presidente significaría una muy probable debilidad adicional del dólar estadounidense y un posible estancamiento en los mercados de riesgo norteamericanos.

En cuanto a la recta final a la presidencia, si bien de momento Joe Biden lidera considerablemente las encuestas, gran parte de los analistas se encuentran enfatizando el primer debate como el evento que dictaminará con mayor claridad quién podría liderar próximamente al país de las barras y las estrellas.

Encuesta.png

No obstante, hay que recordar que, y tomando como claro ejemplo la previa elección presidencial y el Brexit, donde ambos resultados terminaron trayendo a la realidad el evento “poco probable”, las encuestas pueden terminar no dando lugar al evento final y, por consiguiente, los inversores deberán ser bastante precavidos al momento de establecer sus perspectivas operacionales.

Ante todo, algo resulta ser claro y esto es que nos encontramos por entrar en un periodo de alta incertidumbre global y, obviamente, con su debido efecto de incremento en la volatilidad de mercados.

¿Listo para operar?

Empezar es fácil y rápido. Nuestro sencillo proceso de solicitud solo le llevará unos minutos.

Pepperstone no representa que el material proporcionado aquí sea exacto, actual o completo y por lo tanto no debe ser considerado como tal. La información aquí proporcionada, ya sea por un tercero o no, no debe interpretarse como una recomendación, una oferta de compra o venta, la solicitud de una oferta de compra o venta de cualquier valor, producto o instrumento financiero o la recomendación de participar en una estrategia de trading en particular. Recomendamos que todos los lectores de este contenido se informen de forma independiente. La reproducción o redistribución de esta información no está permitida sin la aprobación de Pepperstone.